Consejos para evitar plagas de insectos en verano

Las altas temperaturas del verano provocan la aparición de plagas de insectos, como cucarachas, ratas, mosquitos, moscas y otros animales que producen molestias y pueden ocasionar grandes problemas de salud, como contaminación de alimentos, picaduras o daños materiales.

Cucarachas, la plaga más común

La primera plaga más común de insectos son las cucarachas. Es un grave problema que afecta a muchos municipios en España cuando llegan las altas temperaturas. Desde el primer momento en el que se detecta es recomendable utilizar un tratamiento de control porque las cucarachas se reproducen con gran rapidez y son transmisoras de enfermedades como la salmonelosis.

Los mosquitos, picaduras muy molestas

Tras las cucarachas, otros insectos muy molestos en verano son los mosquitos, y desde hace algunos años, sobre todo en la costa mediterránea y las Islas Baleares, son los mosquitos y los mosquitos tigre.

Moscas, hormigas y avispas

Otros insectos comunes durante esta época del año son las moscas domésticas, así como avispas y hormigas. Las dos últimas, así como la mosca negra en Aragón, pueden provocar una picadura que genera un dolor intenso y duradero, mientras que las moscas domésticas son sólo molestas y desagradables.

Otros animales que pueden causar problemas son los ratones en las zonas rurales y las ratas en las zonas urbanas.

Consejos para evitar estas plagas

Los principales consejos para evitar la aparición de plagas de insectos y otros animales en verano son: no acumular agua estancada; sellar bien las posibles grietas en muros y paredes; no acumular basura dentro del hogar o el local; mantener limpios de restos de comida el suelo; eliminar las malas hierbas del jardín; limpiar y evitar obstrucciones en canalones y sistemas de alcantarillado; mantener limpio el pelaje de mascotas domésticas; y ventilar los espacios interiores.

De entre todos estos consejos, los principales son los de tener cuidado con los restos de comida, las aguas estancadas y el entorno doméstico, pues son las zonas donde pueden aparecer con mayor frecuencia insectos y roedores.

Noticias relacionadas